domingo, 31 de mayo de 2015

LA EDUCACIÓN TRANSFORMA VIDAS


Hace algún tiempo mientras estudiaba  artes plásticas en BELLAS ARTES de Lima, me dieron la oportunidad de trabajar en verano con niños pequeños de 4 a 6 años, dibujo y pintura  en el museo de arte de Lima (MALI). El  trabajar con los niños me  fascinó entonces decidí también complementar  mis estudios de arte con la   docencia.  Aquella experiencia hizo que “descubriera “ mi vocación, SER PROFESORA.
Tiempo después por circunstancias de la vida llegué al  centro  donde trabajo ;  antes  había laborado en  un colegio  parroquial  de mujeres, donde  todo en el lugar era  “ ideal” . Debo confesar que tenía cierto temor  ir al nuevo centro,  no solo porque no conocía a nadie ahí, sino porque era la primera vez que iba a enseñar a un grupo mixto, aún  recuerdo ese día … Fue todo un reto, era  otra realidad , yo solo quería hacer bien mi trabajo.
En el nuevo centro después de realizar   las formalidades  administrativas del caso, me dieron el horario,  y me iban indicando las secciones  y el número de aula donde me tocaba dar mis clases, recuerdo que  mis nuevos compañeros de trabajo me acogieron muy bien;  el reto era entonces enfrentar a un grupo  mixto de adolescentes eufóricos, que solo querían “incomodar a la nueva” (teniendo en cuenta que son dos horas de clase para cada sección) era pasar lo mismo en todas ellas?  pensaba, eran momentos en los que quería “renunciar”   luego  lo olvidaba   y seguía con mi labor; no fue fácil pero  sin duda el conversar mucho  con los alumnos sobre  mi labor  y mi propósito para con  ellos; hizo que cambiaran,  luego de un tiempo  logré que ellos  se conectaran conmigo y yo con  ellos.
Ahora pienso que todo tiene un propósito en la vida, el llegar a ese lugar y no a otro.  A través de  mi  experiencia como docente  en este colegio público he podido  conocer  las diferentes realidades por la que tienen que pasar muchos estudiantes en su anhelo por estudiar,  muchos cuentan con el apoyo de sus padres, en todo los aspectos están bien.
Hace algunas  semanas estuve leyendo  muchos artículos y reflexiones sobre  las  condiciones que "debe haber" para lograr un buen aprendizaje, sobre la importancia del apoyo de los padres  en la educación de sus hijos;  sin duda todas en  condiciones  son las “ideales “ sin  embargo a veces la realidad en algunos lugares es otra.  Ciertamente es  vital el apoyo de los padres, el tenerlos  como  aliados para lograr un mejor aprendizaje.  Pero qué sucede cuando por diversos motivos los padres están ausentes, no existe ese apoyo que complemente el aprendizaje y que además carecen del  soporte emocional  tan importante en la formación de los adolescentes.
Muchas veces la  "realidad supera  la ficción" , hay estudiantes que  tienen la necesidad de trabajar porque  sus padres no pueden mantenerlos, o no viven con ellos;  tienen  otras “prioridades”,  algunos alumnos llegan sin probar alimento,  en esas condiciones asisten al centro y me pregunto   ¿Así  pueden estudiar bien? ,  otros trabajan de madrugada, sin  dormir  ¿En qué momento repasan  y hacen las tareas escolares?   algunos se ven obligados a  dejar de estudiar.
Hay chicos que asisten al colegio solo para "estar con sus amigos", lo que menos quieren es estudiar, viven solo el momento; necesitan olvidar sus problemas. 
 Aquí el conflicto se convierte en un desafío. Es así como nuestra labor cobra mayor relevancia;  es necesario atenderlos en esas  circunstancias; brindar el soporte emocional con  afecto.
Siento que  tengo que ayudarlos en todo lo que pueda, para que no pierdan la  ilusión  por seguir estudiando, que tengan   una mejor calidad de vida, y  no abandonen la escuela,  que salgan adelante,  brindando  oportunidades de cambio, superando  las adversidades y  los obstáculos; para rescatarlos de los vicios,  de los problemas de pandillas; lograr   que sean  buenas personas; principalmente que las horas que pasan en la escuela sean felices,  porque fuera de  ella les es muy difícil serlo.  
Necesitan toda mi atención y durante esas horas me “desconecto del mundo” para estar ahí. Mi interés es ayudarlos, para que cambien su vida, que tengan una meta que alcanzar. Trabajamos para que esa situación por la que pasan todos los días, aunque  no se puede evitar, se presente  cada vez menos, ellos también tienen derecho a  estar bien y ser felices.
Sueño que sean buenos ciudadanos competentes que puedan desempeñarse en forma autónoma con principios y valores; formando a mejores  personas; que puedan salir adelante y con ello su familia, así tendremos menos delincuencia y cambiaremos la  la vida de los estudiantes para una mejor sociedad; recordemos que serán ellos los que dirigirán naciones,se desempeñarán en diversos ámbitos, tenemos la misión de formarlos lo mejor posible.
En el colegio estamos empezando a trabajar  con mucho entusiasmo en aprendizaje basado en proyectos (ABP) con el asesoramiento de Javi @IOjaviM .
 Considero que es la metodología más adecuada para trabajar con los alumnos,  que se consolide y logre el aprendizaje para la vida; así como  hacer el cambio que se necesita;  la educación sin duda, transforma vidas.  


"EDUCAR ES MAS QUE TRANSMITIR CONOCIMIENTOS, EDUCAR ES INSPIRAR PARA EL CAMBIO”

William Arthur Ward

Dedicado a todos los docentes que aman su profesión.













5 comentarios:

  1. Querida amiga gran aporte y maravilloso tu blog.
    Mis disculpas por no visitarlo más a menudo.
    Excelente trabajo.
    Saludos y un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Amiga que interesante y motivador lo que dices. Gracias por compartir tu experiencia.

    ResponderEliminar
  3. Amiga que interesante y motivador lo que dices. Gracias por compartir tu experiencia.

    ResponderEliminar
  4. Gracias Mili; son experiencias de las siempre se está aprendiendo. Afectuosos saludos.

    ResponderEliminar